Adopción prenatal y homoparental: “Los puntos críticos” que La Moneda revisa detenidamente.

Nuestro país lleva cinco años esperando el Proyecto de Ley Sobre Reforma Integral al Sistema de Adopción. A la fecha han ingresado tres indicaciones y estamos a la espera de la cuarta que entrará proximamente al Ministerio de Justicia. En este proceso, se hace cada vez más relevante centrar la discusión no sólo en aquellos temas mediáticos (adopción prenatal u homoparental y orden de prelación, por ejemplo), sino en la reflexión profunda de tener una ley acorde a la realidad nacional y social del Chile de hoy.

Invitamos a la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados y al Gobierno a promover una ley que garantice el máximo bienestar del niño o niña, primero agotando todos los recursos para que puedan vivir con su familia de origen. Si esto no es posible, es fundamental que el procedimiento responda al “tiempo del niño” entendiendo que a medida que crecen se diluyen las posibilidades “de adopción, de ser hijos y vivir en familia”, condenándolos a vivir en una residencia hasta los 18 años, sin vínculos o una figura de afecto relevante para sus vidas.

Finalmente, como fundación entendemos que la adopción es un camino que se inicia cuando los niños llegan a vivir con sus padres, realidad que invita también a plantear una reforma que incorpore aristas relacionadas al acompañamiento que las familias adoptivas debieran tener a lo largo de sus vidas, posterior a que se concrete legalmente este proceso. Hoy, en la práctica, los padres carecen de acompañamiento, contención y orientación en temas relevantes que los afectan como familia y en su rol de padres.

Adopción prenatal y homoparental: “Los puntos críticos” que La Moneda revisa detenidamente. (Diario El Mercurio)

Sin Comentarios

Escribe un comentario